titulo_narrativas-psicologicas_lecturas_escritos_medicos

Terapia Neural o Acupuntura Alemana PDF
Escrito por Jaime Norberto Sarmiento Botero   

HISTORIA.

Nace LA TERAPIA NEURAL con los descubrimientos al azar (curaciones no esperadas) de los hermanos FERDINAN HUNEKE y WALTER HUNEKE médico y odontólogo respectivamente, en 1941 en Alemania. El episodio que inició el proceso es el de una paciente que presenta un cuadro de artritis capsular escapulo humeral izquierda, y no responde a las inyecciones en el segmento enfermo, ni a las infiltraciones capsulares, ni en el ganglio estrellado, ni a la aplicación intra venosa.

Días después, la paciente se presenta con dolor intenso en la cicatriz de antigua osteomielitis de la tibia derecha, lesión acaecida en su infancia, hacía 30 años. Se aplica procaina en la cicatriz de la osteomielitis y, en el mismo instante, desaparecen en forma “milagrosa” y de carácter permanente, los dolores de la artritis capsular del hombro y de la cicatriz de la osteomielitis.

 

El proceso curativo se da, no por el tratamiento procaínico del segmento, sino por vía de las teorías de campos que hablan de las energías que envuelven al cuerpo físico y que otros investigadores han denominado el cuerpo etérico o cuerpo vital, que es la radiación electro-magnética que emite una célula o un órgano vivo y dependiendo de la calidad de los nutrientes con que se alimenta la persona, -ya sean físicos, emocionales o mentales- será ese el campo de radiación. Esta teoría abre puertas a futuras investigaciones tanto en origen de patologías, como en tratamientos.

 

El caso clínico anteriormente mencionado, ilustra las respuestas fisiológicas clínicas que se denominan en terapia neural SALTO DE CAMPO. Éste se da cuando al inyectar la paciente, no hay respuesta positiva al tratamiento, pero se activa la memoria de un trastorno que sufrió en otro momento de la vida, en este caso la osteomielitis.

 

Antes de seguir con la explicación del caso, se hace necesario explicar en que consiste la memoria celular. La memoria celular es el recuerdo lejano o reciente que tiene la célula o el órgano de todos los eventos que ha tenido como experiencia, tanto en sus funciones naturales normales, como en el caso de enfermedades que haya tenido en cualquier momento de su pasado el paciente; es por ello que cuando se tiene una enfermedad o se padece una lesión -un accidente- se debe seguir un procedimiento BIO-LÓGICO pues de otra manera -no lógica- se reprimen las enfermedades y los procedimientos de auto sanación. Éstos recuerdos los almacena la célula en su genoma y en el sistema nervioso, quedando como alteración que, mas adelante, podrá manifestarse como patología de esas células o de ese órgano o proyectarla a órganos distales al inicialmente enfermo. Dichos estudios fueron hechos por Pavlov, Esperanky y Vishnewsky a comienzos del siglo pasado.

 

El FENÓMENO de curación en el caso que se viene explicando, aparece cuando en el segundo tratamiento, con inyectar la cicatriz, hay curación del síntoma inicial. No es frecuente en tratamientos de terapia neural, pero aparecen ocasionalmente y son de gran aliento para el médico y para los pacientes que lo presentan, pues la respuesta clínica es dramáticamente rápida, lo mismo pasa con varias patologías que al estimular el sistema neuro vegetativo el cuerpo, el organismo es capaz de encontrar su propio orden -no el que el terapeuta o el paciente quieren-.

 

La experiencia muestra que la Terapia Neural ejerce una influencia curativa sobre las disfunciones neurovegetativas y orgánicas, a través del sistema nervioso. Los centros neuro vegetativos superiores se hallan en el cerebro reptil o cerebro primitivo del organismo, bulbo raquídeo y tallo cerebral. La influencia de la corteza cerebral en los centros de regulación autónomos no son de poca importancia, no sólo existe un proceso de corticalización de la periferia al centro, sino del centro a la periferia, presentándose una universalización a través de los centros del sistema vegetativo y coordinados por la formación reticular, que son de máxima importancia. Es por ello, que cuando se realiza la terapia neural en forma biológica utilizando sustancias di-eléctricas como la procaina o agua de mar estéril, las respuestas del organismo son espectaculares.

 

TERAPIA NEURAL Y PROCAINA.


La Terapia Neural (inyecciones de procaina en áreas superficiales o profundas) se aplica en puntos de ACUPUNTURA CHINA y otros puntos de inyección superficiales -llamados pápulas dérmicas- o puntos profundos. Según las diversas patologías, la inyección es de clorhidrato de procaina al 0.5 – 1 % pues ésta tiene un alto potencial eléctrico de 290 milivoltios, aumentando o disminuyendo el voltaje de la célula, según necesidad (recuérdese que la célula funciona en promedio entre 40 y 90 milivoltios). Estos estímulos exitatorios o inhibitorios son los que van a hacer que actúe el sistema nervioso autónomo simpático o parasimpático, dándonos una respuesta electromagnética a nivel de membrana celular, con respuestas humorales y endocrinas que llevan a la curación.

 

La procaina regula la DESPOLARIZACIÓN neurovegetativa de la célula somática y/o nerviosa, equilibrando y regulando sus funciones eléctricas, humorales y magnéticas.

 

Es importante ver cómo una pequeña dosis de procaina en el campo interferente o perturbante (una cicatriz, un diente muerto, etc.), logra desaparecer un cuadro clínico grave que, si se lo dejara avanzar, podría ocasionar daños irreversibles en el organismo a nivel local o general por la memoria celular, en un órgano o en un sistema. Esto es lo que en estudios de homotoxicología el Dr. Reckeweg en Alemania denominó Vicariación Regresiva o Progresiva.

 

CONCEPTO DE VICARIACIÓN.

Cuando se hace o ejerce la medicina BIOLÓGICA tenemos que ayudarnos de la agudización de los sentidos y en la capacidad de análisis de los fenómenos resultantes en el paciente, es éste el que nos va a decir cómo responde a la aplicación de la procaina en los distintos puntos del cuerpo.

 

El término vicariación nos expresa una teleología. Dicha teleología es la finalidad para la cual se presenta una enfermedad o cualquier alteración orgánica, y como ejemplo clínico frecuente está la gripe o la amigdalitis, que tienen como fin básico eliminar del cuerpo ciertas toxinas o sustancias que están impidiendo el libre y correcto funcionamiento del organismo; por ello se deben tratar con procedimientos biológicos para no agotar el cuerpo o hacer variaciones -vicariaciones progresivas- hacia patologías crónicas. Es así como la terapia neural se inscribe en una tradición finalista, rompiendo con el mecanicismo propio de la ciencia natural moderna y la vicariación como propósito, nos muestra el camino que esta tomando la enfermedad, por lo tanto, direcciona el tratamiento.

 

Una de las primeras muestras de curación con terapias biológicas es un cambio psíquico; el paciente refiere sentirse mejor, con buen ánimo, es decir con un principio de mejoría. Con éste cambio psíquico hay una respuesta física que puede ser la curación de los signos y síntomas de la enfermedad o “un empeoramiento de su cuadro clínico” –mayor cefalea, aumento de la tos, fiebre, etc.,- o puede suceder que aparece “una nueva enfermedad”; éste fenómeno es llamado SALTO DE CAMPO o memoria celular y es el indicador de la antigua enfermedad que fue tratada erróneamente con sustancias químicas que produjeron bloqueo energético, el cual fue el factor desencadenante de la nueva enfermedad que estamos tratando actualmente. Clínicamente éste fenómeno se llama VICARIACIÓN REGRESIVA. Los homeópatas han llamado a éstos fenómenos "crisis de curación".

 

Cuando no se entiende éste nuevo evento y se vuelve a tratar químicamente el paciente, éste no cura, sino que puede empeorar su estado mental y/o psíquico con mas angustia, irritabilidad, llegando a presentar insomnio y mayor deterioro físico, que lo puede llevar a cuadros clínicos irreversibles y a la muerte, es lo que se ha llamado VICARIACIÓN PROGRESIVA. Éste fenómeno también se presenta cuando el terapeuta desinformado, coloca excesivos puntos de terapia neural en un organismo frágil, altamente deteriorado o muy enfermo y no le da la oportunidad de desintoxicarse o de dar respuesta neuro vegetativa para su correcto equilibrio.

 

El fenómeno llamado SALTO DE CAMPO es el mismo que hemos mencionado anteriormente como memoria celular, la célula tiene un recuerdo de todo fenómeno patológico que haya padecido, y cuando por mala o errónea práctica médica causamos un bloqueo en el órgano o en el sistema, éste hecho hace que el sistema nervioso autónomo proyecte el dolor o la irritación a un órgano distante o contiguo, creando una patología que al ser tratada localmente como segmento (con procaina al 0.5-1% o métodos homeopáticos o técnicas biológicas) avisa al terapeuta atento, el posible origen de la lesión, al manifestarse como nueva patología la enfermedad que se padeció meses o años antes. Un ejemplo típico es cuando tratamos unas amigdalitis con terapia neural y días o semanas después aparece un cuadro gripal o asmático (o viceversa). Al hacerse el tratamiento de tórax con terapia neural vemos como se cura el paciente del asma y de la amigdalitis.

 

Es muy importante como el terapista neural debe tener una visión de la salud y de la enfermedad como una totalidad en un ambiente histórico, pues todo paciente está influenciado por las circunstancias que rodearon ese pasado, tanto en lo personal-corporal, como en lo psíquico -con su alegría de existir o no, con su capacidad de soñar, con sus tristezas, con sus metas y retos que desafían a cada instante-. Con eéstas circunstancias es que expresa su vida en el presente.

 

USOS DE LA TERAPIA NEURAL.

Útil en toda circunstancia en que esté implicado el SNA en trastornos celulares, humorales y endocrinos como en dolores crónicos de cabeza y en neuralgias, insomnio, alteraciones reumáticas, ciática, lesiones articulares, otitis, vértigos, afecciones oculares como glaucoma, retinitis, neuritis óptica, enfermedades ginecológicas como salpingitis crónicas, endometritis, ooforitis, esterilidad, cervicitis crónica, flujos vaginales agudos y crónicos, dermatitis, cardiopatías, asma, bronquitis aguda y crónica, hepatopatías y gastritis agudas y crónicas, flebitis, hipoxias de origen variable. Los resultados del tratamiento dependen de poder identificar el posible origen de la lesión, como campo interferente o según el conocimiento del terapeuta para que pueda dirigir su atención a un área determinada del cuerpo, según la historia clínica. Si la aplicación de la T N se hace en el punto correcto, el efecto curativo se hace evidente. Un ejemplo que clarifica éste discernir sería el caso de paciente que llega con dificultad respiratoria y diagnóstico de asma o de alergia respiratoria no clarificada por los exámenes complementarios y al aplicar terapia neural -procaina- en polos amigdalares, la paciente siente de inmediato que su tórax ‘se soltó” y le permite inhalar y exhalar el aire mas fácilmente. En otras circunstancias pueden pasar una, dos o tres semanas para que el tórax quite el espasmo muscular que impide la correcta aireación y, en muchas circunstancias, se requiere de una nueva intervención del terapeuta en el tórax para desbloquear éste órgano y así el paciente puede aliviar más duraderamente de su anterior patología.

 

Otro evento muy frecuente es la gripa, que es una enfermedad aguda que facilita la eliminación de tóxicos por las vías respiratorias. Debemos respetar al cuerpo en éstas circunstancias y ayudarlo en su proceso con lo que los abuelos nos enseñaron cuando nos recomendaban sudar la gripa –tomarse una aromática o agua de panela caliente para acostarnos con varias cobijas de lana y sudar, induciendo una fiebre para eliminarla. Por éste mecanismo las toxinas que quieren salir por vías respiratorias, si tomamos anti gripales como Dristan, Pax caliente, Noxpirin, etc,. bloqueamos las vías respiratorias y pasamos a hacer enfermedades crónicas tipo bronquitis, asmas, etc,.

 

Con éste trabajo espero haber contribuido con profesionales en la salud y pacientes o público en general para que, de ésta manera, podamos prevenir enfermedades crónicas, tumoraciones o enfermedades irreversibles con las consecuencias que éstas acarrean.

 

NO ES ÚTIL LA TERAPIA NEURAL


a) Psicosis, esquizofrenias, cuadros neuróticos histéricos.
b) Estados carenciales, como la falta de vitaminas, minerales y hormonas
c) Enfermedades hereditarias o congénitas, síndrome Down, ceguera y sordera congénita, autismos.
d) Cáncer y tumores como medicina paliativa
e) Parasitismo intestinal o celular (cisticercosis, toxoplasmosis)

 

BIBLIOGRAFIA.

ADLER, E. Enfermedades producidas por campos de interferencia en el terreno del trigémino. Ediciones Casa Haug, Heildenlberg. Alemania.

DOSCH, Peter. Libro de la enseñanza de la terapia neural según Huneke. Traducción de Germán Duque Mejía. 11a edición: Ediciones Casa Karl F.Haug, Heildenlberg. Alemania, 1984.

HUNEKE, F. El fenómeno en segundos. Traducción de Germán Duque mejía. Los robles

PAYAN, J.C. La medicina biológica una medicina no comprometida. Amo ediciones. Bogotá, 1985
_______. Medicina holística No 32. España, 1993.

PAVLOV, Cortico. Visceral Patologic. Atlante. Madrid, 1968

PEN‐ROSE. Ciencia y Sociedad. Investigación y Ciencia, 159. s.l. s.n. 1989.

RECKEWEG, H.H. Homotoxicología . Alburquerque, s.l. s.n. 1980.

SPERANSKY, A.D. Bases para una nueva teoría de la medicina. Psique: Buenos Aires.

VISHNESWSKY, A. El Bloqueo Novocaínico y los Antisépticos Óleo balsámicos como una forma Terapéutica Patógena. Cartago.Buenos Aires, 1958.